El mejor final de la historia del cine

El mejor final de la historia del cine es el de la película “El planeta de los simios” (1968). El astronauta Taylor (Charlton Heston) y la primitiva humana Nova (Linda Harrison) cabalgan por una larga playa. Parece un momento de calma dulce después de que han conseguido dejar a los simios atrás, pero la banda sonora nos anticipa que algo está a punto de ocurrir y, enseguida, la cámara nos revela una oscura mole ante la que los protagonistas se detienen. Charlton Heston se apea del caballo y, desde la orilla, la contempla en estado de shock. El espectador sabe que está viendo una imagen perfectamente reconocible que la cámara está a punto de mostrar y que automáticamente, como un movimiento magistral de ajedrez, decantará toda la historia:

  • Es un final sorprendente (no anticipado).
  • Es un final que recoge todos los hilos de la narrativa y cierra la película con una conclusión lógica que se deduce a partir de las premisas de la historia.
  • Es un final que abre un amplio espacio de posibilidades para la especulación.

Parece sencillo, pero pocas veces un final cumple tan nítidamente con estos tres sencillos preceptos.

En todo caso, no es mi objetivo en este post argumentar por qué es el mejor final de la historia del cine. No me considero un experto cinéfilo y no pretendo ejercer de crítico literario. Nada más lejos de mi intención. La razón por la que quiero hablar de este final es porque para mí fue absolutamente revelador y mi memoria lo identifica como una influencia directa en mi vocación y en mi carrera profesional. Y lógicamente llegó un momento en que no me quedaba más remedio que preguntarme: y si esa escena ha sido realmente tan influyente, ¿a quién debo darle las gracias? ¿quién fue el culpable? ¿quién fue su creador? En en ese momento fue cuando la cosa se puso realmente emocionante, y cuando sospeché que realmente estaba ante uno de los mejores momentos de la historia del cine. Porque, como sucede a menudo con las mejores ideas en el mundo de la creación, en realidad, nadie lo sabe. Muchos creen haber sido el autor intelectual de la idea y, muy probablemente, lo creyeron convencidos.

La película está basada en la novela de Pierre Boulle, La planète des singes. Boulle fue un ingeniero francés que trabajó como agente secreto con los franceses libres en Singapur, cayó prisionero y estuvo sometido a dos años de trabajos forzados. Cuando regresó a Francia se puso a escribir hasta que consiguió un hit con “El puente sobre el rio Kwai”. Muchos quisieron ver un carácter biográfico en la novela, porque parece indudable que una historia así había de estar claramente inspirada en su experiencia. Él lo negó. Más intrigante me parece la razón que lleva a un ingeniero que ha estado en el frente y prisionero, a escribir una historia de ciencia ficción sobre un lejano planeta donde los simios son dominantes. ¿Quizás unos captores particularmente mal encarados o unos críticos agrios con sus primeras obras? Boulle declaró que la idea de los simios surgió durante una visita al zoo. Los designios del creador son inescrutables. Pero seguramente su formación técnica y el momento histórico tienen algo que ver con haberse dejado seducir por la teoría de la relatividad. Einstein había muerto en 1955 y Boulle tiene una colección de cuentos cortos titulada E = mc2.

Aunque la novela es un poco ñoña, el final que concibe Boulle para su historia es inteligente. [SPOILER VA] La novela comienza con una amorosa que está pasando unas vacaciones maravillosas en el espacio,. Mientras navegan placenteramente lejos de los astros habitados, se encuentran con un mensaje dentro de una botella. El mensaje es la historia de un periodista de la Tierra, Ulysse Mérou, que se ve envuelto en un viaje espacial a un planeta en la lejana estrella Betelgeuse, donde descubre que los humanos viven sometidos por unos simios que se comportan como los humanos terrestres del siglo XX y que, por supuesto, fuman como carreteros. Después de las aventuras de rigor en el planeta Soror, Ulysse consigue huir y regresar a la Tierra. Cuando lo hace, para él sólo han pasado unos pocos años, pero en la Tierra han pasado setecientos porque el viaje de ida y vuelta a Soror se ha realizado a velocidades próximas a la de la luz(*). Al aproximarse a la Tierra todo parece normal. Allí están la Torre Eiffel y el aeropuerto de Orly. (Vamos, lo que cabría esperar después de ¡setecientos años!). Excepto que al aterrizar es recibido por un gorila en un jeep. En retrospectiva, se sabe que los navegantes de la nave que recogen el mensaje eran dos chimpancés.

Cómo ya digo, y sé muy bien a qué me refiero porque he utilizado este truco unos cuántas veces, se trata de uno de esos finales inspirados, un guiño satírico que deja un buen sabor de boca, pero que se queda en la superficie de nuestra psique, sin penetrar más hondo.

Ahora bien, dado que el objetivo de Hollywood y la industria del cine no es realmente nutrir nuestra psique, sino más bien secuestrarla por medio de sagas interminables con las que consiguen explotar una y otra vez las mismas historias y repetir los mismos gags hasta la saciedad; con el guion de Boulle ya tenían en realidad el material que necesitaban: Simios maleducados que estudian a humanos atolondrados usando las maquiavélicas técnicas de Paulov, en una grotesca inversión evolutiva que actúa como espejo cóncavo para magnificar la crítica. Sin embargo, como es habitual en el cine, la novela y el guion de la película tienen diferencias sustanciales. Todo equipo de producción que se precie tiene su corazoncito y nada más estimulante que deconstruir (a.k.a. despanzurrar) un buen guion para darle un nuevo giro. En este caso, debo admitir que lo consiguieron, lo que no es tan habitual. De alguna manera, la economía y los egos acabaron aliándose para producir una verdadera joya.

Arthur Jacobs, el productor, estaba buscando una historia similar a King Kong cuando se encontró con la novela de Boulle. Compró los derechos en 1963 y contrató a Rod Serling, el guionista de la serie de éxito Twilight Zone, para adaptarla, cosa que al parecer no fue tan sencilla(1).


ROD SERLING: Trabajé en el guion durante más de un año, durante el cual produje treinta o cuarenta borradores. Podría haber utilizado las páginas de sobra ¡para hacer una serie completa!

En mi primera versión, la sociedad de los monos no está en el limbo como en la película. Es tecnología del siglo XX, una ciudad como Nueva York en la que las puertas y los coches son más bajas y más anchas. Todo ajustado al tamaño de los antropoides, y obviamente filmarla así hubiera resultado mucho más caro.


El planeta de los simios tardaría todavía cinco años en llegar hasta la pantalla. Para cuando se estrenó en 1968, justo un año antes de la llegada del primer astronauta a la Luna, en plena carrera espacial, habían pasado por la producción tres directores, J. Lee Thompson, Blake Edwards y Franklin J. Schaffner, que fue el que finalmente acabó dirigiendo la película; el protagonista, Charlton Heston, que fue quien recomendó a Franklin; y Michael Wilson, otro guionista que llegó de la mano de Franklin. ¿A quién se le ocurrió la idea?

Rod Serling creía que era suya:

ROD SERLING: El final del libro es el que yo quería utilizar, por mucho que me gustara la idea de la estatua de la libertad. Siempre creí que había sido mi idea.


Pero, al parecer, la idea no se le ocurrió a él. La clave del final está en un almuerzo durante el que Arthur Jacobs se pregunta: ¿Qué pasaría si, en vez de en otro planeta, toda la historia tuviera lugar en la Tierra? Pero además el protagonista, Charlton Heston, no lo sabe y el público tampoco, hasta el final. ¡Guau! Eso sí que suena provocador, y entonces llega el momento del paroxismo creador, la imagen definitiva. O eso es lo que cuenta él:


ARTHUR JACOBS: Intentábamos hacer creer al público que era otro planeta, a diferencia de la novela de Boulle en la que realmente era otro planeta. Pensé que eso era bastante predecible cuando estábamos haciendo el primer guion. Tiene gracia, estaba almorzando con Blake Edwards, quien en aquel momento iba a ser el director, en la Delicatessen Yugo Kosherarna en Burbank, al otro lado de la calle de Warner Brothers. Le dije: “No funciona, es demasiado predecible”. Entonces dije: ‘¿Qué pasaría si él estuvo en la tierra todo el tiempo y no lo sabe, y el público no lo sabe?’ Blake dijo: ‘Eso es fantástico. Pongámonos en contacto con Rod.

Cuando salimos, después de pagar los dos sándwiches de jamón, miramos hacia arriba, y nos encontramos con una gran estatua de la libertad en la pared de la tienda de delicatessen. Ambos nos miramos y dijimos, ‘Rosebud’ (la clave para el argumento en Ciudadano Kane). Si nunca hubiésemos almorzado en esa tienda de delicatessen, dudo que hubiéramos tenido la estatua de la libertad como final de la película. Envié el guion terminado a Boulle, y él me contestó diciendo que pensaba que era más inventivo que su propio final, y deseó haberlo pensado cuando escribió el libro.


La película tuvo una buena acogida por parte del público y acabó recaudando más de $30 millones con un presupuesto de $5 millones. Fue elogiada por la crítica y se convirtió en una de las franquicias más exitosas del cine de ciencia ficción. Y cómo no podía ser de otra manera, sólo recibió un Óscar honorario por la calidad del maquillaje. En realidad, sino fuera por el final y por la música, la película sería esencialmente prescindible, como lo son todas sus burdas secuelas, precuelas y postprecuelas, concentradas en las bravuconadas de los monos y las penurias de los humanos. Pero el final de la película es glorioso y, para mí, la hace merecedora de un lugar de honor al lado de San Pedro en el cielo Hollywoodiense.

En realidad, lo mismo que sucede con la novela, el guion tiene algunas inconsistencias. Incluso sin la torre Eiffel o el aeropuerto de Orly a la vista, Charlton Heston debería haber sospechado que estaba de vuelta en la Tierra, porque estrellarse en un planeta desconocido, caer en un lago de aguas azules y salir de la nave en una atmósfera respirable en condiciones de presión y temperatura perfectamente compatibles con su fisiología, no es algo tremendamente probable. Pero Charlton Heston no repara inmediatamente en estas menudencias de rata de biblioteca, y el cine de aventuras tampoco, por supuesto. Y cuando se encuentra con unos simios que no son precisamente hospitalarios y sí bastante estrafalarios, todo esto pasa sin duda a un segundo término. Hasta el final.

Frente a la estatua de la libertad derruida, Charlton Heston comprende finalmente que el viaje a velocidades próximas a la velocidad de la luz y la hibernación le han devuelto exactamente a la casilla de salida, pero en un tiempo muy posterior al de su partida, y que lo que ha sucedido es que los idiotas de sus congéneres en la Tierra han sido incapaces de no autodestruirse.

Oh dios mío, he vuelto.
Estoy en casa, todo este tiempo.
Al final lo logre.
¡Maníacos!
La habéis destruido.
Yo os maldigo. Yo os maldigo a todos

Más allá de la historia, la película es capaz de encapsular de una manera muy nítida uno de los resultados más populares y más explotados de la teoría de la relatividad especial de Einstein, que había sido formulada hacía poco más de cincuenta años. Cuando yo vi la película, imagino que a principios de los setenta, era un niño, pero esa imagen se me quedó grabada a fuego. ¿Era ese viaje en el tiempo posible o era sólo un cuento de hadas? Si era posible, yo tenía que entender por qué alguien metido en una cápsula viajando a la velocidad de la luz podía proyectarse hacia delante en el tiempo. La película forjó mi vocación por la física.

Y visto ahora retrospectivamente, me doy cuenta de que también me estaba dando la pista de que yo era un jodido alienímagina, porque aunque no tengo ninguna duda de que el final es generalmente reconocido como uno de los mejores finales del cine, lo cierto es que, mientras la inmensa mayoría de mis queridos congéneres iban a disfrutar con las secuelas, con los monos ejerciendo de humanos y los humanos haciendo el mono, a mí la película me haría sumergirme en la física y en la teoría de la relatividad. Realmente me importaba un pimiento lo que le ocurriera a Charlton y a su chica (que, por cierto, estaba bastante bien la verdad)

A mí sólo me importaba saber por qué el tiempo se dilataba a medida que la velocidad relativa (v) se acercaba a la de la luz (c)(*) como el inverso de la raiz cuadrada de (1 – v2/c2).

____________________

(*) En realidad, la dilatación en el tiempo observada entre dos sistemas de referencia inerciales que se mueven, uno con respecto al otro, con velocidad constante v, es simétrica, y la explicación del viaje hacia delante en el tiempo de Charlton Heston (paradoja de los gemelos) es un poco más intrincada.

Anuncios

El mejor final de la historia del cine — Alienímagina

El mejor final de la historia del cine es el de la película “El planeta de los simios” (1968). El astronauta Taylor (Charlton Heston) y la primitiva humana Nova (Linda Harrison) cabalgan por una larga playa. Parece un momento de calma dulce después de que han conseguido dejar a los simios atrás, pero la banda […]

a través de El mejor final de la historia del cine — Alienímagina

El Eje del Mal

George W. Bush habla por teléfono desde su despacho en la Casa Blanca.

Cómo se fabricó el ‘eje del mal’

El genocida de Bush relata cómo improvisó el término, inspirado en la II Guerra Mundial, y los países que lo formaban

La frase más célebre de George W. Bush es aquella en la que incluyó a Irak, Irán y Corea del Norte en un eje del mal que amenazaba al mundo. Desde que la pronunció, hace casi exactamente un año, se dio por supuesto que una acusación de tal calibre había sido largamente meditada. Pero la frase, en realidad, fue el fruto de una suma de elementos inconexos. Su único objetivo inicial era vincular a Irak con el terrorismo.

Irán y Corea del Norte acabaron incluidos por razones circunstanciales o simplemente retóricas. El inventor del concepto eje, David Frum, ex escritor de discursos para Bush, ha publicado un libro en el que describe la improvisación y la mediocridad imperantes en la Casa Blanca y en el que califica al presidente de Estados Unidos de agrio, dogmático y mal informado.

Frum, de ideología conservadora, periodista de profesión y con una carrera larga y prestigiosa a sus espaldas, se declara admirador tardío de George W. Bush. Fue crítico con él durante la campaña presidencial de 2000, aceptó escribirle discursos más por curiosidad que por devoción y sus primeras impresiones de la Casa Blanca fueron negativas. En su libro, aparecido esta semana en Estados Unidos, se refiere a la “escasez de cerebros de alta potencia” en el equipo presidencial, con la relativa excepción del gurú político Karl Rove y del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y subraya su extrañeza ante la extrema religiosidad del ambiente. Bush inicia todas las reuniones de su Gobierno con una oración y sus ayudantes dedican un rato cada día al estudio de la Biblia.

carteles bush obama desmotivaciones

Después del 11-S, Frum descubrió, como muchos estadounidenses, una imagen más positiva de su presidente. “No parecía”, escribe, “el hombre más aconsejable para el puesto. Pero, por un extraño giro del destino, resultó ser, muy inesperadamente, el hombre adecuado”. The right man, el hombre adecuado, es el título del libro, el primero que relata desde dentro el funcionamiento de la presidencia de Bush. Frum dejó en verano su empleo como escritor de discursos para volver al periodismo.

David Frum afirma que muchos tienen una idea equivocada sobre el carácter de Bush: “No es dulce, es agrio”, afirma, “y dado a los accesos de furia”. “Incluso sus detractores más feroces”, añade, “rinden tributo a su personalidad agradable, pero, en privado, Bush no es el hombre llano y simpático que parece ser en público”. En opinión del ex redactor de discursos, sólo se puede entender al actual presidente de EE UU si se tiene muy en cuenta su lucha contra el alcoholismo: “Cada mañana se levanta sabiendo que ése será otro día sin una copa”, indica. Eso explica, dice Frum, el autocontrol de Bush, una de las claves de su personalidad. Y explica algunos detalles de su rutina diaria: la regla sagrada de no acostarse jamás más tarde de las 21.30, para no caer en tentaciones y su estricto programa de carreras y gimnasio.

El hombre más poderoso del planeta es “impaciente y de enfado súbito; a veces petulante o incluso dogmático; carece de curiosidad y como consecuencia está mal informado, y sus ideas son demasiado convencionales para un líder”. Para Frum, sin embargo, “los defectos de Bush son mucho menos importantes que sus virtudes: decencia, honestidad, rectitud, coraje y tenacidad”.

George W. Bush se rige por instintos, no por principios, y deja que sus colaboradores se ocupen de llevar sus inspiraciones políticas al terreno de lo concreto. Eso produce fenómenos como la denominación eje del mal para Irak, Irán y Corea del Norte, una frase que sorprendió e irritó incluso a personas tan cercanas al presidente como su propio secretario de Estado, Colin Powell.

PHOTO: Secretary of State Colin Powell speaks during a press conference on terrorism with President George W. Bush, Sept. 24, 2001, in the Rose Garden at the White House, in Washington.

Según el relato de Frum, todo comenzó cuando en enero de 2002 le encargaron una frase que sugiriera que Irak y Al Qaeda estaban relacionados, para que el presidente la incluyera en su discurso sobre el estado de la nación. Frum pensó en la palabra eje, que evocaba a Alemania, Italia y Japón, los enemigos de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Bush podía afirmar que Irak y Al Qaeda constituían un eje del odio (ésa fue la formulación inicial), lo que permitía vincularles sin necesidad de probar que el país soberano y la organización terrorista estaban aliados de forma concreta.

A la asesora de seguridad nacional, Condoleezza Rice, le gustó la expresión. Y pensó que había que aprovecharla para subrayar un cambio en la política de Washington hacia Irán: Rice ya no creía que el régimen de Teherán pudiera reformarse desde dentro y en esos días decidió cargar frontalmente contra el Gobierno de los ayatolás. Irán, por tanto, entró en el eje. Lo que cojeaba entonces era Al Qaeda, que cayó de la frase y pasó a otros párrafos. En una revisión de última hora, a Karen Hughes, asesora de comunicación del presidente, se le ocurrió que si las potencias del antiguo eje -Berlín-Roma-Tokio- eran tres, convenía que el nuevo eje tuviera también tres miembros. ¿Por qué no añadir a Corea del Norte? Tenía un Gobierno dictatorial, un programa nuclear agresivo y, además, su población no era musulmana, lo que permitía negar que el mal de principios del siglo XXI fuera exclusivamente islámico. Así quedaron tres países consagrados como malvados, ante los aplausos entusiastas de senadores y representantes.

U.S.A. es gobierno de asesinos

El Tribunal Supremo suspende la exhumación de Franco

Ya lo habían adelantado muchos medios de comunicación y ahora se confirma: el Tribunal Supremo acuerda por unanimidad suspender de forma cautelar la exhumación de Franco, tal y como había solicitado la familia del dictador. El Alto Tribunal argumenta que su decisión pretende evitar el perjuicio que causaría a los recuerrentes si exhumados los restos se estimara el recuerso y fuera necesario devolverlos al Valle de Cuelgamuros.

La decisión ha llegado rápidamente a las redes sociales, que han pasado a analizarla con toda su ironía.

Por orden del P.P., el Tribunal Supremo acuerda por unanimidad suspender la exhumación de Franco.

   ¡Esto Franco no pasaba!”

Nodo

    Esta mañana una periodista de TVE ha desvelado en Twitter que la cadena estatal pública lleva emitiendo un No-Do de 1955 durante los últimos tres años sin que los espectadores se hayan percatado.

“No sé, creía que lo del blanco y negro era por ahorrar o algo, a mí las noticias me parecían normales, en la línea de TVE” comentaba Pili en las redes sociales, que se han llenado de comentarios de espectadores sorprendidos por el engaño. “A mí me extrañaba un poco que todos los días en la sección de deportes hablasen de un gol de Gento, que debe de tener 85 años ya, me parecía admirable que con esa edad fuese aún titular en el Real Madrid. Enterarme de que era mentira me ha decepcionado un poco’ comentaba el Luis en el Facebook de TVE.

Por su parte el Gobierno ha tratado de quitarle hierro al asunto a través de Rafael Hernando “El No-Do es el reflejo de una época muy bonita en España ¿Qué tiene de malo emitirlo de nuevo? ¿Acaso no será que, quien lo critica, odia a España? No pienso entrar en comentarios populistas y radicales como otros, pero criticar a TVE es básicamente ser amigo de los terroristas”.

Ahora se investiga si TVE no está emitiendo también la previsión metereológica de hace décadas ya que, aparte de ser siempre en blanco y negro, el presentador se refiere al País Vasco como “las vascongadas” aparte de mostrar un mapa en el que Albacete aún forma parte de Murcia.

Cosas que podemos hacer con los restos de Franco

La exhumación de los restos del dictador

3. Ponerlo en el túnel de terror

6. Sortearlo entre sus fans. 6. Sortearlo

1. Usarlo de perchero

9. Utilizarlo como crash dummy
10. Modelo
11. Reemplazar al Rey
12. Papá Noel
13. Espantapájaros
14. Figurante en películas
15. Estatua
16. Reciclarlo
17. En una cuneta

ESTA ES LA ELEGIDA

Jack London

  Jack London (1876-1916) fue un extraordinario escritor estadounidense, autor de grandes cuentos y, sobre todo, de novelas brilantes. En este contexto, gran parte de las novelas de Jack London se encuentran entre los clásicos más importantes del siglo XX.

En esta sección iremos repasando todas las novelas de Jack London

John Griffith Chaney  

London in 1903
January 12, 1876
San Francisco, California

  • Antes de Adán (Before Adam)
  • El talón de hierro (The Iron Heel)
  • La peste escarlata (The Scarlet Plague)
  • Asesinatos S.L. (The Assassination Bureau, Ltd)
  • Aventura (Adventure)
  • Colmillo Blanco (White Fang)
  • Cuentos de la Patrulla Pesquera (Tales of the Fish Patrol)
  • El amontinamiento del Elsinore (The Mutiny of the Elsinore)
  • El bruto abismal (The Abysmal Brute)
  • El crucero del Dazzler (The Cruise of the Dazzler)
  • El juego (The Game)
  • El lobo de mar (The Sea-Wolf)
  • El mexicano (The Mexican)
  • El vagabundo de las estrellas (The Star Rover)
  • El valle de la luna (The Valley of the Moon)
  • Jerry de las islas (Jerry of the Islands)
  • La ardiente luz del día (Burning Daylight)
  • La hija de las nieves (A Daughter of the Snows)
  • La llamada de lo salvaje (The Call of the Wild)
  • La pequeña dama de la gran casa (The Little Lady of the Big House)
  • Las cartas de Kempton-Wace (The Kempton-Wace Letters)
  • Las tortugas de Tasmania (The Turtles of Tasman)
  • Los hijos de la escarcha (Children of the Frost)
  • Michael, hermano de Jerry (Michael, Brother of Jerry)
  • Tres corazones (Hearts of Three)

Life is not a matter of holding good cards, but sometimes, playing a poor hand well. - Jack London

La peste escarlata.
The Scarlet Plague, Jack London (1876-1916)
Antes de Adán.
Before Adam, Jack London
La peste escarlata.
The Scarlet Plague, Jack London

Perros judios

Israel prolonga la detención de la adolescente palestina


Según la Policía, la investigación del incidente en Nabi Saleh ha progresado, y Ahed y Nariman Tamimi son sospechosas de estar involucradas en otros incidentes también. Así, Ahed estaría relacionada con dos casos de interferencia con soldados israelíes y un incidente de lanzamiento de piedras.Según el Ejército israelí, antes del asalto a los soldados que aparecen en el video se produjeron lo que denominaron “disturbios de la paz”, durante los cuales un familiar de 15 años de Tamimi resultó herido por una bala de goma y fue hospitalizado.

  • Ahed y su madre fueron detenidas el 19 de diciembre, tras hacerse viral un video que mostraba cómo la adolescente abofeteaba, empujaba e incluso daba patadas a dos soldados israelíes en Nabi Saleh, cerca de Ramala. Nour Tamimi, quien también apareció en la grabación y fue vista golpeando a un soldado, fue detenida el 20 de diciembre.
  • Para los palestinos, Ahed Tamimi se ha convertido en un símbolo de la lucha legítima contra la ocupación israelí de sus territorios. Saltó a la fama en 2010, cuando siendo una niña se la registró parada frente a un soldado con el puño en alto. En 2016 repitió una imagen similar frente a una mujer militar.

 

Europa da el visto bueno al glifosato

V I V A   E L   V E N E N O   Y A N Q U I

·Sulfato de amonio: Irritación ocular, náusea, diarrea, reacciones alérgicas respiratorias. Daño ocular irreversible en exposición prolongada.

· Benzisotiazolona: eccema, irritación dérmica, fotorreacción alérgica en individuos sensibles.

· 3-yodo-2-propinilbutilcarbamato: Irritación ocular severa, mayor frecuencia de aborto, alergia cutánea.

· Isobutano: náusea, depresión del sistema nervioso, disnea.

· Metil pirrolidinona: Irritación ocular severa. Aborto y bajo peso al nacer en animales de laboratorio.

· Acido pelargónico: Irritación ocular y dérmica severas, irritación del tracto respiratorio.

· Polioxietileno-amina (POEA): Ulceración ocular, lesiones cutáneas (eritema, inflamación, exudación, ulceración), náusea, diarrea.

· Hidróxido de potasio: Lesiones oculares irreversibles, ulceraciones cutáneas profundas, ulceraciones severas del tracto digestivo, irritación severa del tracto respiratorio.

· Sulfito sódico: Irritación ocular y dérmica severas concomitantes con vómitos y diarrea, alergia cutánea, reacciones alérgicas severas.

· Acido sórbico: Irritación cutánea, náusea, vómito, neumonitis química, angina, reacciones alérgicas.

· Isopropilamina: Sustancia extremadamente cáustica de membranas mucosas y tejidos de tracto respiratorio superior. Lagrimeo, coriza, laringitis, cefalea, náusea.

PUTOS GABACHOS

La venganza de Francia ha sido otra matanza de civiles

2014-11-25T164711Z_133886362_GM1EABQ01Z701_RTRMADP_3_SYRIA-CRISIS_0

El domingo presentaba un análisis de los atentados del viernes en París atribuyendoselos a la Élite que se oculta tras el “lobby” militar anglo-sionista -con complicidades en los propios servicios secretos franceses-, cerrando el artículo con una frase que resumía el mensaje enviado al presidente Hollande: “Si no masacra usted a gente inocente en Siria volveremos a masacrar a gente inocente en Francia”. Ayer el lacayo Hollande asumió su parte del macabro chantaje. ¿Protestará el mundo con la misma indignación que despertó en nosotros la matanza parisina? Me temo que, de nuevo, los hechos demostrarán que hay víctimas de primera y de segunda.

efe_20151115_213236018 Los ataques de los 12 cazas franceses sobre Raqqa han sido una carnicería sobre la población civil. Los cazas partieron de suelo francés y se reabastecieron en el aire a la altura de Chipre antes de entrar en el norte de Siria.

Los objetivos anunciados por el gobierno francés sobre los yihadistas han resultado ser una catástrofe y una falacia con la muerte de civiles y no del ISIS yihadista que ya se había puesto a salvo. Como bien sabían su inteligencia francesa, más de 500 terroristas (financiados por EEUU, Israel, Arabia Saudí, Qatar y Turquía), han sido concentrados en Yemen, Arabia Saudi, y Qatar, y llevados en aviones de transporte por Turquía, con lo que Raqqa ha sido baldío a sabiendas. Entrar por tierra en Siria es el único objetivo de los miembros de la OTAN, como el atentado que han organizado en Paris para excusarlo.

Hasta EEUU ha querido distanciarse de la sangrienta represalia porque saben de la carnicería civil desatada y quieren cubrirse declarando su sorpresa. Francia se queda sola con la responsabilidad de la matanza indiscriminada, al estilo de las cometidas en Libia en el 2011.

raqqa-bombardeada-por-orden-de-hollande_497249 Las operaciones de tirar bombas y marcharse es el “modus operandi” de los gobiernos de Francia. Así fue con Nicolas Sarkozy y ahora con Hollande y Valls.

Solo Rusia combate el terrorismo de verdad, y lo hace sobre el terreno.

La chapuza francesa es tal que han llegado a declarar que enviarán tropas terrestres a Siria, algo impensable cuando Rusia está presente. Aunque después de las conversaciones del domingo en Turquía con el G-20, veremos en qué queda todo. Y si la politización internacional de la guerra en Siria afecta a la protección de Rusia de Siria.

Como habíamos calculado, Paris Bataclan tenía como objetivo la intromisión de ataques de países de la Otan a Siria. Y Francia ha abierto el baile, con Turquía que ya se ha adentrado en el norte y se va a justificar con otro atentado de falsa bandera en Gaziantep -a pocos kilómetros de la frontera de Siria-, donde un suicida con chaleco bomba ha matado a cuatro policías.

 

Sánchez Gordillo tacha de “cobardía política injustificable” a Podemos

CADA DIA PUEDEN MENOS

Otro terremoto

.

.

.

.

.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Geishas 3D

“¡Cono otlo telemoto!”

-Po a mi se me movio la complesa-

“PUES SI LLEGA A SER DE NENAX SALES VOLANDO CASIMIRA”